CHICHO, un amigo perro de la calle como seguridad.

Argentina 08 de Octubre de 2015
Nota: R.J.A. y S.M.O.

La principal razón es... porque es un acto humanitario, brindarle un hogar a un perro de la calle. Él nos brindará seguridad a cambio de una caricia o un plato de comida. 


Si lo adoptamos obtendremos salud, fidelidad, vitalidad y economía, son otras de las ventajas de estos simpáticos perros de raza aleatoria, o en términos comunes perros mestizos, chuchos en España, criollo en Colombia, quiltros en Chile o Pichicho en Argentina.

Son, los más fieles y sociables. Como caminante en la vida puedo dar fe que estos agradecidos animales están dispuestos a brindar protección y compañía sin interés alguno, suelen recorrer grandes distancias, lo que da muestra de su vitalidad y lealtad. 

Tienden a ser saludables, dado que su contacto con la calle les ha permitido adquirir cierta inmunidad y confianza en el entorno urbano, sin embargo no por ello se debe omitir la aplicación de las vacunas. Además no hay que olvidar que los cruces realizados para generar las distintas razas “puras” con sus características pueden ir en detrimento de la morfología canina. 


Algunas razas puras, por ejemplo tienen problemas recurrentes de conjuntivitis, displacía y enfermedades respiratorias, consecuencia de la degeneración genética del apareamiento selectivo y  de criadores irresponsables.

Pese al abandono y a al maltrato, su supervivencia es dura, pero no por eso se vuelven violentos o agresivos como el ser humano por la vida que le tocó, todo lo opuesto, terminan siendo un ser muy fiel y agradecido a quien los adopte o entienda su necesidad de cariño.

Bomberos Cuartel Central

Características de un perro mestizo

    Los perros mestizos son muy listos, aprenden fácilmente muchas cosas y están dotados de una inteligencia particular que sólo tienen este tipo de perros, cuánto más cruce de raza mejor, pues por cada vez se quedan con lo mejor de cada uno.
     
    Son muy resistentes y con un gran instinto de supervivencia.

     
    Los perros mestizos son los más afectuosos que existen en el planeta.

     
    Además pueden llegar a vivir muchos años, incluso a sobrepasar los veinte años.

     
    Los perros mestizos, suelen ser muy fuertes, casi no se enferman.

     
    Comen todo tipo de alimentos, no tienen problemas de pelaje ni de degeneración por consanguinidad.

     
    Además siempre será único, totalmente diferente a otro perro.

     
    Tienden a ser muy guardianes y protectores de aquellos que le devuelven con una caricia o un plato de comida su servicio. 


    Bomberos San Carlos

      Si tienes la posibilidad adoptar uno, salvándolo de la muerte a la que se exponen en centros de zoonosis, no lo dudes, será un generoso acto, propio de una persona que ama a los animales.


      Mi breve historia con la raza canina:
      Cuando me tocó cumplir el Servicio Militar, aparte de compartir e interactuar con todas las clases sociales, también tuve la oportunidad de entender y comprender a los canes. 

      En el Batallón Logístico de Montaña 8 tenía en el costado Oeste un puesto complicado, era un predio abierto y colindante a un asentamiento y cada vez que me tocaba sacar puesto fijo ahí, siempre pedía el primer turno, a lo cual me lo otorgaban porque sabían que me quedaban cumpliendo el doble de tiempo sin que ellos comprendieran el por qué...??? 



      He aquí donde revelo mi secreto, mi seguridad no era un fusil o un casco, sino la de dos perros callejeros que siempre me acompañaron.

      Para esos días estábamos viviendo la primera década de la Seudodemocracia, donde los delincuentes le estaban perdiendo el respeto a las instituciones y se atrevían acechar para delinquir. 

      En mi turno, apartaba una ración de comida y preparaba un poncho militar (manta), pasaba por la plaza de arma y con un silbido aparecía mi poder ofensivo, caminábamos unos 300mts hacia el Oeste de los edificiós y nos situábamos en una fosa frente a un olivo que nos servía de parapeto. 

      Mientra estaba lucido les daba de comer y a medida que el sueño me iba ganando, me sentaba dentro de la fosa con el poncho puesto, una vez que los perros se acomodaban para compartir la cobija ponía el fusil por encima de sus cabezas, cosa que con facilidad la punta del cañón apuntara a la misma dirección de las orejas o el hocico del primer perro que me alertara lo que estuviera al acecho en la distancia. 

      Pase 14 meces con ellos y a la voz de “Alto quien vive” sino había una respuesta, quedaba todo en un disparo intimidatorio, más de eso no paso, gracia a la amistad fiel de los perros mientras estábamos de turno. 


      Chicho
      Pasaron los años y mi amistad con los pichichos fue creciendo, al punto tal... que hoy como policía me toca decir que tan importante es un perro de la calle como un amigo de la seguridad. Y fue “CHIChO” quien me inspiro a escribir estas historias. 

      Chicho llego al barrio hace varios años, de ser un perro solitario paso a ser el macho alfa de una jauría de 10 perros, entre hembras y machos, donde también mi perra fue parte de esa infantería, que se fueron ganando la confianza de la gente y la seguridad de las calles...

      Chicho pese a su altura y pelaje no era un perro de raza ni de ataque, pero él tenía su mano derecha, un perro de buen camuflaje nocturno, el Sargento de la Jauría, de cruza con pitbull, todo un cuerpo comando, a quien con las ordenes de su superior no titubeaba y aplicaba la fuerza de su mandíbula a todos aquellos que presentaban una amenaza... 


      El Sargento "Carancho"
      Por varios años tuvieron el control de la zona y las cicatrices de guerras eran mayores, no solo por las peleas entre perros, sino la de personas que constantemente los agredías, por no tener aprecio a los animales o por que percibían la adrenalina de los delincuentes.

      El Sargento bien conocido como “Carancho”, fue herido de muerte tres veces, una vez arrollado y tirado a la cuneta, dos veces envenenado, en la tercera no pudieron salvarlo. A partir de ahí se fueron dilapidando los infantes... 

      Hace un año que la jauría se disipo. Hoy solo quedan tres, mi perra que abandono el servicio de seguridad porque es anciana, una perra negra que cuida solo 6 casas, y “Chicho”, a quien se le agrando la jurisdicción por estar solo.

       
      Cría Maresma
      Hace poco me dieron el traslado cerca de mi casa y al segundo día de presentarme a mi función me fui caminando, el como de costumbre salió acompañarme, una vez que entramos a la Dependencia, los policías de Guardia abrieron los ojos grandes y asustados preguntaron si era el perro que tantas denuncias tenían en el Barrio, y le conteste que sí, pero que se quedaran tranquilo porque a todos los buenos policías le pasa lo mismo.  


      Nadie se quería acercar y al primer reclamo del perro con un ladrido fuerte, todos se echaron para atrás, lo que no sabían que él estaba reclamando su presencia y una caricia, convino para que los conocieran y fuera uno más en la Comisaría.

       

      Hoy Chicho, sigue ofreciendo su servicio de seguridad, a cambio de una caricia y un plato de comida, su sentido de protección sigue intacto y el maltrato de la gente sin escrúpulo no lo ha hecho desistir de su función. 

      Es puntual en su patrullaje y las anécdotas de los vecinos se van dando a cientos, tales como la de haber salvado a una bebe de un año que la atropellaran, como la de varios intentos de arrebatos y abusos sexuales de personas que han salido solas a caminar, ni discutir de todas las veces que alerto a la gente cuando han aparecido un sospechoso al momento de ingresar o salir de la vivienda.

      Ha todo esto, muchos están agradecido de su presencia, pero todos sabemos que el día que él no esté más con nosotros, los delincuentes ganaran las calles de nuestro barrio...


      Cría. Beltrán
      Es por eso que desde mi postura no le pido que adopten un perro de la calle, pero sí que se hagan amigo de uno de ellos; su audición, olfato o vista los va alertar ante una amenaza, y van a ganar una compañía que les va a dar mayor seguridad.
       
      Es mejor empezar a entenderse más frecuentemente con un perro de la calle, que nos van a prevenir ante tal situación de inseguridad, aprovechando además que hay una ley de protección al animal que no los desampara... 


      Pese que chicho como un buen policía tiene varias denuncias, aún no ha desistido de su postura para seguir ofreciendo de corazón lo que mejor sabe hacer, ser un policía entre los vecinos y en  nuestras calles...


      EL Pichicho, perro mestizo o de la calle, son muy apetecidos por su economía, fidelidad, longevidad y se les considera guardianes por excelencia.

       

      San Rafael

      El olfato
      En los perros, este es el sentido más desarrollado (100 veces más que en el hombre). También es un sentido esencial, ya que les permite sentir las feromonas segregadas por sus congéneres que indican el sexo, etc., Por lo que es importante hacerles sentir su entorno.




      Bomberos San Carlos
      El oído
      Ellos perciben ultrasonidos, inaudibles para los seres humanos. Esto les permite determinar más fácilmente la fuente de un ruido.



      La vista
      La característica más importante es que tienen una mejor visión nocturna. El campo visual también es diferente, al perro le cuesta ver objetos situados a una distancia cercana (unos 30 cm) porque los ve borrosos. En cambio, su vista es muy sensible al movimiento. Los colores que mejor distinguen son los más cercanos al azul y el violeta. Los tonos verdes y rojos los ven grises; los amarillos y naranjas, amarillentos.


      El gusto
      Bomberos Tunuyán
      Este es probablemente uno de los sentidos menos desarrollados en los perros, por ello lo acompañan con el olor. Se dice que los perros sienten el gusto con su nariz.


      El tacto
      Las terminaciones nerviosas sensoriales están vinculadas a la piel, las más sensitivas son los extremos de las piernas y la cara. Los bigotes, el pelo situado en el entrecejo, la barbilla y la nariz, también son zonas muy sensibles.


      ¿Y el sexto sentido?
      Todos hemos leído historias en los periódicos acerca de perros que han hecho muchos kilómetros para encontrar a su amo. Algunos casos siguen siendo un misterio, su capacidad de desplazarse largas distancias, la anticipación de algunos acontecimientos como la llegada de un miembro de la familia a casa…



      Debes procurar por mantenerlo bien, bríndale lo necesario y tendrás una inigualable compañía.

      FIN DE LA NOTA



      Deja tu comentarios...!!!

      2 comentarios :

      1. Como cantaria el gran Alberto Cortez
        Era callejero por derecho propio
        su filosofía de la libertad
        fue ganar la suya sin atar a otros
        y sobre los otros no pasar jamás.
        aunque fue de todos nunca tuvo dueño
        que condicionara su razón de ser
        libre como el viento era nuestro perro
        nuestro y de la calle que lo vio nacer.
        Era un callejero con el sol a cuestas
        fiel a su destino y a su parecer
        sin tener horario para hacer la siesta
        ni rendirle cuentas al amanecer
        Era nuestro perro y era la ternura,
        esa que perdemos cada día mas
        y era una metáfora de la aventura
        que en el diccionario no se puede hallar.
        Salvar una vida y dar la oportunidad de ser felices a un perrito que una persona irresponsable abandonó. Creeme que es una experiencia muy especial, salvar una vida no tiene precio.
        Conozco historias de mucha gente que ha adoptado que no cambiaría su perrito por nada. He estado en contacto con muchos perritos en adopción y creeme que tienen mucho amor para dar y son los mejores compañeros y amigos que te puedas imaginar.
        " Vinculo con Perro Rescatado. Los perros que han sido desarraigados de sus casas felices o no han tenido el mejor comienzo en la vida son mas probables a unirse muy completamente y profundamente con su nuevo hogar. Esos que han perdido sus familias por la muerte, el divorcio o el cambio de modo de vivir van a través de un terrible lamento. Pero, una vez apegados a una nueva amorosa familia, ellos parecen querer complacer tanto como posible para asegurarse que ellos nunca esten sin hogar de nuevo. Aquellos perros que recien estan aprendiendo sobre la vida buena y la gente buena parecen vincularse aun mas profundamente. Ellos conocen la vida en las calles, la vida en el fin de una cadena, o peor, y ellos se regocijan y florecen en un nutriente y amoroso ambiente. La mayor parte de los rescatados se vuelven animales domesticos, increíblemente afectuosos y atentos y amigos sumamente leales."
        Muy buena nota, bellas fotos tan sentidas por volver a verlas.
        Gracias.
        Sol.

        ResponderEliminar
      2. Es así por eso me debía esta nota de vivencia y experiencia con los pichichos, por eso no pido que adopten, pero sí acepten un amigo perruño de la calle, por una caricia y un plato de comida tendremos su constante atención y lealtad... HAY UNA COLUMNA QUE SE LLAMA S.M.O. ahí están todas las notas del reino animal, espero te guste y algún día tenerte como columnista de esta parte, dado a tu experiencia y aprecio a los seres vivos... Gracias Sol por tu atención...

        ResponderEliminar