En Brasil, los presos pueden reducir condenas de dos formas:leyendo o pedaleando

12 de Julio de 2012
Diario mediamza.com
Cuatro días por cada libro leído y un día por cada tres jornadas de ocho horas pedaleando para generar electricidad. Estos son los dos proyectos implemetados en cárceles brasileñas para achicar las sentencias.-

Dos proyectos en las cárceles de Brasil apuntan a reducir las condenas de los presos a cambio de leer libros o andar en bicicleta. El ejercicio físico y el intelectual aportarían, de esta manera, a que un condenado pudiera salir antes de prisión, pero en el segundo caso el debate puede ir más allá de la pertinencia de la reducción por estas acciones.

¿Es pertinente hacer trabajar a un interno sin retribución económica y para generar un beneficio para la ciudad? El proyecto es voluntario, pero las líneas que lo separan de la esclavitud son muy delgadas.

Libros para la libertad
En cuatro cárceles federales de Brasil se puso en marcha el programa Reembolso a través de la Lectura, que prevé que cada condenado pueda reducir su pena cuatro días por cada libro que lea. Claro que esto tiene sus condiciones, pues los internos tienen un máximo de cuatro semanas para concluir cada volumen y presentar un trabajo tipo ensayo cobre lo leído, en el que deben "hacer un uso correcto de los párrafos, estar libre de correcciones y que utilicen los márgenes y una escritura legible".

El otro límite es que no podrán leer más de doce libros por año (lo que da un máximo de reducción de 48 días cada doce meses), además de que no todos los internos están en condiciones de acceder al programa, sino que los habilitados serán designados por un grupo especial formado para tal fin.

"Una persona puede salir de la cárcel más ilustrado y con una visión más amplia del mundo", ha dicho André Kehdi, un abogado de San Pablo que dirige un proyecto de donación de libros para las prisiones. "Sin duda alguna, serán mejores personas", concluyó.

Pedalear hacia el horizonte
El otro proyecto se ejecuta exclusivamente en el estado de Minas Gerais y consiste en que cada preso tiene la posibilidad de reducir un día de su condena por cada tres que pedalee en una bicicleta fija conectada a un sistema de almacenamiento de electricidad que carga baterías.
Estas baterías son usadas por el gobierno de la ciudad para iluminar el malecón, de manera de darle luz durante la noche.
Cada interno puede pedalear un máximo de ocho horas por día para participar en este proyecto, que funciona desde hace dos meses y fue ideado por el juez de la ciudad, José Henrique Mallman, quien dijo que se inspiró en un artículo que leyó en la Internet acerca de gimnasios de los Estados Unidos cuyas bicicletas fijas generan electricidad.
La consecuencia de este proyecto es que ahora el malecón de Minas Gerais está iluminado de noche, de manera que la gente ha vuelto a pasear por la zona en horas de oscuridad.
Ahora bien. Por lo general, los proyectos de trabajo de los internos son retribuidos económicamente, sin que esto los exceptúe de incluir una reducción de pena. Pero si el trabajo no recibe remuneración económica y se produce en un contexto de encierro, ¿no linda con la esclavitud?
Los internos adheridos a este proyecto se muestran satisfechos, las autoridades están conformes y la ciudad recibe su beneficio. La ecuación parece cerrada, pero puede hacer aguas cuando se indaga sobre si el trabajo es, en definitiva, voluntario o no y si por él no deberían los internos recibir alguna remuneración económica.

Enlace:
http://www.mdzol.com/mdz/nota/401564-en-brasil-los-presos-pueden-reducir-condenas-de-dos-formasleyendo-o-pedaleando/

1 comentario :

  1. SI ESO TAMBIÉN ES CIERTO, ESTO SE LO DEBEMOS A TODOS NUESTROS GRANDES PROFESIONALES QUE NO APLICAN SUS CONOCIMIENTOS PARA HACER DESPARECER LA INSEGURIDAD... Y LA ÚNICA MANERA DE QUE ESTO SE ACABE ES QUE DESDE TRIBUNALES SE APLIQUE LA INDEMNIZACIÓN A LAS VICTIMAS POR DAÑOS Y PERJUICIO SIN INICIAR UNA ACCIÓN CIVIL... COSA QUE DE ESTA MANERA NO SALGA DEL PENAL EL DELINCUENTE, HASTA QUE CUBRAN LOS DAÑOS Y LOS GASTOS QUE OCASIONAN AL ESTADO CUANDO ESTÁN PRESOS... PERO EL NEGOCIO DEL DELITO NO SE VA A ACABAR, HASTA QUE ALGUNOS ABOGADITOS DEJEN DE COMER Y VIVIR DE LA DELINCUENCIA, O DE SU BOLSILLO COMO REPRESENTANTE DE SU DEFENDIDO PAGUEN LA INDEMNIZACIÓN A LAS VICTIMAS…

    ResponderEliminar